El punk no ha muerto: Es un Zombie!

Quizás el punk nunca estuvo vivo. Esa es una pregunta que a veces me hago.

Si a estar vivo le llaman nacer, tragarse una educación de mierda, comiendo comida de mierda, respirando aire de mierda, si a estar vivo le llaman tener una adolescencia castrada, madurar lo antes posible, echarse novix, entrar en la cadena de esclavos que es el sistema laboral, casarse, hipotecarse, tener churumbeles, trabajar y trabajar para llenar la nevera, pagar las facturas, tener 4 miserables días de descanso al año, ver la tele en esos días, no opinar, no gritar nunca, no tener buen sexo nunca, no decir quién se es nunca, si a estar vivo le llaman hacerse mayor, enfermarse, depender de un sistema sanitario podrido y envenenante que alarga la vida como si la vida fuera algo sagrado que hay que vivir a toda costa y a todo precio para luego finalmente dejar de estar vivo, entonces EL PUTO PUNK NUNCA ESTUVO VIVO: es un ZOMBIE.

Y después de esta arenga, jajaja, os invito a que escuchéis el especial de Sexofonía 3.0 (sí, por fin retomo el programa, disculpen las asiduas esta larga ausencia) en el que tendremos el placer de charlar con dos mujeres que saben mucho de punk porque llevan en ello mucho tiempo: Silvia Resorte (de Último Resorte y Algo Tóxico) y Sandroide Vulkana (Qbits). Os deleitaremos con una selección arbitraria y totalmente subjetiva de algunas bandas que surgieron o tienen relevancia dentro de la ciudad de Barcelona y os mostraremos otra de las facetas del punk que no se suele tener tan en cuenta: la literaria.

DALE AL PLAY:

Esta entrada fue publicada en feminismo, poesía, punk, sexofonia 3.0. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*